LETRAB-tamblo2-2000px

Diseño de espacio y aplicación de estrategia de enviroment branding

Brief

Tamblo es un fabricante de colchones que deseaba abrir una línea de negocio de venta directa al público en su propia fábrica. Su conocimiento y control del proceso productivo le permitía crear un producto muy especial, un colchón 100% personalizable. Este producto de alta gama conectaba con un nicho de mercado de consumidores preocupados por su descanso y salud. Incluso, debido a su alto precio, podía convertirse en un símbolo de exclusividad y distinción.

La dificultad del proyecto radicaba en que las variables de personalización de un colchón son bastante desconocidas para el público e incluso el proceso de elección podía convertirse en una tarea bastante aburrida: materiales, espesores, densidades, funcionalidades, terminaciones, telas… Era necesario crear un sistema ágil que facilitara el proceso de elección del colchón y que su plasmación gráfica dotara al espacio de la personalidad y valores de la marca.

Solución

Desde el primer momento tuvimos claro que no debíamos convertir la superficie de la fábrica destinada a la venta en una simple tienda, sus 300 m2 debían convertirse en un espacio de comunicación de la marca con su público. Este espacio-marca permitiría al potencial comprador conectar con su futuro colchón. El espacio-marca debía invitar al público a participar del proceso de personalización: eligiendo, tocando, tumbándose, comparando, probando… De esta forma estableceríamos una vinculación con mucha más fuerza que una simple relación de compra-venta.

Dividimos el espacio en 5 fases que iban educando y formando a los visitantes en el proceso de personalización del colchón para que fueran conscientes de los diferentes materiales y características que debían elegir. Este largo recorrido nos obligó a desarrollar una gran cantidad de material gráfico para explicar cada una de las fases: fotografías, ilustraciones y un elaborado trabajo de redacción publicitaria no permitió acercar al público de forma amena y desenfadada al proceso de personalización del colchón. Decoración de paredes, fichas técnicas de los productos e incluso una colección de 20 reposapiés con diferentes titulares convertían a la visita en una inesperada experiencia para el visitante. Una experiencia de compra que conecta al consumidor con la marca, creando historias entorno al producto y la visita. Un producto tan singular y diferente como es un colchón personalizado se merecía un espacio diferente.

Resultados

El cliente quedó tan contento con el resultado que ha convertido el espacio en una importante herramienta comercial para las negociaciones con proveedores y grandes clientes. Un paseo por este espacio proyecta una imagen empresarial moderna y rupturista frente a otras marcas. Los clientes potenciales quedan sorprendidos ante esta nueva forma de elegir y probar su futuro colchón.

Premios

Presentado a los Agripina 2016, ya se verá.

Ese irresistible poder de atracción

Uno de los problemas de trabajar con una marca de colchones es que durante gran parte del desarrollo del proyecto hay varios colchones rodeándote y ejerciendo sobre ti ese poder de atracción que te obliga a tumbarte. Al principio te resistes, pero al final encuentras algún pretexto para probar en toda su plenitud el producto. Prometemos que nunca nos quedamos dormidos, simplemente cerrábamos los ojos para pensar un poco mejor y encontrar una mejor solución de comunicación.

Perfil en el proyecto

  • Creatividad
  • Conceptualización
  • Dirección de arte
  • Diseño gráfico
  • Copy
  • Fotografía
  • Producción controller
LETRA B, enviroment branding y diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

Mensaje de bienvenida para marcar distancias: “Aquí dentro fabricamos tu colchón. Fuera de aquí, no sabemos exactamente lo que hacen :-)”.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

¡Cuántas cosas por ver! ¿Por dónde empezamos?

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

Nos mola el muestrario colorista de colchones. Un colchón no tiene que ser algo aburrido.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

“Vístelo a tu gusto”, es hora de elegir las telas.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

¿Nunca habías visto una oveja en una tienda de colchones?

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

Infinidad de opciones para configurar tu colchón a tu medida.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

“Tu colchón.
El lugar del mundo donde pasas más tiempo.
Sobre él duermes, sueñas e incluso amas.
Puedes disfrutarlo tumbado, acurrucado, boca arriba o boca abajo.
Sólo o en compañía, con almohada o con libro.
Al menos 8 horas al día, 2.920 al año, 233.600 a lo largo de una vida. ¿No crees que va siendo hora de hacerlo realmente tuyo?”

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

Imagínate que te puedes encontrar en la Zona UAUUUU!

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

Aquí puedes probar colchones con diferentes firmezas.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

Cada colchón tenía su ficha técnica para los que prefieren hacer una compra racional y objetiva.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

Muestrario de ribetes para personalizar el colchón.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

Muestra de tela para vestir al colchón.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

Etiqueta en el colchón como si fuera una marca de ropa.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

¿Se puede presumir de colchón? ¿Puede convertirse en un producto aspiracional? Nosotros creemos que sí.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

Se crearon 20 mensajes diferentes para los protectores de pies, todo con muy buen rollo.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

Cuando una marca te habla así, es que quiere algo contigo.

LETRA B, diseño de espacio para la marca Tamblo.

Espacio

“¿Por qué permaneces vertical si puedes estar horizontal?” Hay colchones con reflexiones bastantes existencialistas.

Todo comienza con una simple llamada CONTACTA